22 de mayo de 2015

Instante


     Nunca sabrían si comenzó en el instante donde sus ojos se encontraron, o en la escasa distancia a la que mantuvieron sus labios o al sentir la vibración que transmitían sus cuerpos; pero bailaron hasta que la última canción quedó suspendida en el murmullo de un recuerdo.

21 de mayo de 2015

Extraños


Y la besó. Como besan los que han probado demasiados labios y de pronto descubren que nunca así. Perdiéndose. Desarmado.

20 de mayo de 2015

Reencuentro




    Era un sueño, lo notaba a cada paso y en los sonidos familiares y recurrentes, no era su primera vez allí. Aceleró sus andares para llegar antes de que volviera a esfumarse el momento. Le encontró donde siempre, faenando, con la medida de quien no tiene prisa. Se sentaron al calor de un café, él acarició su mano con ternura y ella aprovechó para contarle todo lo acontecido en su ausencia. Despertó satisfecha, esta vez no había olvidado decirle que le quería.

19 de mayo de 2015

Enfoque



Y cuanto más se alejaba, 
más nítido y caprichoso era el lugar a donde se dirigía.

18 de mayo de 2015

Indecisión



—¿Ves estas dos líneas de aquí? —le indicó la anciana—, significa que tu vida se bifurcará en dos caminos diferentes.
—¿Y cuál es el de ahora? —preguntó con curiosidad y grandes expectativas, podía imaginarse ya disfrutando del opuesto y liquidando de un plumazo todo lo que no había logrado superar.
—El largo.

3 de febrero de 2015

Presentación "Treinta postales de distancia" en Málaga



      ¡Hola a todos! Aquí vengo con la fecha de mi primera presentación del libro (¡qué nervios!). Tendrá lugar en la librería Agapea Teatinos, en la calle Doctor Manuel Domínguez, 6, en Málaga. Y será el día 13 de febrero a las 18h. Si queréis acompañarme en un día tan especial, ¡ya sabéis! Además os podré firmar vuestro libro (y llevaré marca páginas, pero shhhh no se lo digáis a nadie ;)

15 de enero de 2015

Qué se siente...



      Siempre me había preguntado: «¿Qué se sentirá al ver tu propio libro impreso en tus manos?». Y parecerá una tontería lo que voy a decir, pero es algo similar a lo que sentí la primera vez que imprimí "Treinta postales de distancia" en mi impresora para encuadernarla y presentarla en el Registro de la propiedad intelectual de Málaga. No era un libro como tal, pero la sensación era poderosa: «¿Esta historia es mía? ¿Todo esto lo he escrito yo?», me decía por el camino. Era el primer contacto físico con un manuscrito de mi puño y letra. "Thirty postcards away" también fue muy bonito recibirlo, pero no se puede comparar, no terminaba de sentir del todo que lo había escrito yo, no sé cómo explicarlo. Lo abría y ninguna palabra de allí era "mía" realmente, solo la historia me pertenecía. Pero hoy, cuando el mensajero me ha entregado mi caja, mis manos estaban impacientes, rompían el embalaje con movimientos imprecisos para descubrir lo que ya sabían que iban a encontrar: mis postales. Quería sacar todos los libros a la vez, pero finalmente he elegido el primero que me ha mirado. ¿Y qué? Os preguntaréis. Pues he saltado con él en brazos, lo he abierto sin ver nada realmente, lo he cerrado, lo he vuelto a abrir, esta vez intentando prestar atención a algo, pero sin leer nada porque yo creo que no miraba con los ojos, solo sentía, lo olía y pensaba: «¿y ahora qué? Necesito compartir este momento. Abre el libro otra vez. No, compártelo. Léelo al menos por encima, busca y mira si todo está en su sitio, revisa cómo ha quedado la fuente, los capítulos… No, tengo que decírselo a alguien (sí, un poco rollo Gollum todo)». Pero no me centraba, eran demasiadas emociones, tenía que compartir el momento, no quería que se me escapara de las manos, debía inmortalizarlo aunque fuera en una imagen. 

       Y luego, sí. Luego nos hemos sentado él y yo, tranquilamente, uno frente al otro.  Mirándonos fijamente. «Cuántos años han tenido que pasar para encontrarnos finalmente, ¿verdad?», he pensado yo. «Los necesarios», hubiera respondido él. Pero ahora me hago otra pregunta: ¿cómo será la próxima vez que nos encontremos? ¿Qué sentiré cuando lo vea en una librería? O cuando lo descubra en las manos de alguien y ya no sea mío.


13 de enero de 2015

Sorteo "Treinta Postales"

      
      ¡Hola bloguerillos! ¿Queréis conseguir un ejemplar firmado de "Treinta postales de distancia"? Pues os dejo esto por aquí también. Es la primera vez que monto un sorteo, espero haber dejado todo claro en las bases y no encontrarme al finalizar el plazo con un jaleo montado. El lugar donde hay que apuntarse es mi página de Facebook (enlace) en la entrada con esta misma imagen. Así que ya sabéis: seguid la página, poned en la entrada que participáis y a compartirla, ¡así de fácil!